Salvador Sobral entra en cuidados intensivos

[unable to retrieve full-text content]Angustiosa carrera contrarreloj de Salvador Sobral (27 años). El ganador de Eurovisión ha ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Santa Cruz, en Carnaxide, a las afueras de Lisboa, donde aguarda la llegada de un corazón compatible con el suyo. Su insuficiencia cardiaca grave le ha llevado a un delicado estado de salud y, por eso, tuvo que detener su carrera musical para poner un punto y aparte, para descansar y «entregar mi cuerpo a la ciencia», según confesó él mismo cuando anunció su concierto gratuito de despedida en los Jardines del Casino de Estoril (el pasado 8 de septiembre). A comienzos de esta semana , su situación empeoró y los médicos le aconsejaron cambiar su domicilio por el hospital, con el objetivo de que las máquinas ayudasen a su órgano vital a realizar sus funciones de manera correcta. El estrés posterior a la victoria en Eurovisión con la canción «Amar pelos dois» le sumió en un maremágnum de promoción y actuaciones, antesala para su debilitamiento. Esa fragilidad de Salvador, que retrasó su desembarco en Kiev hasta solo dos días antes de la gran final, conmueve a los portugueses, del mismo modo que se reveló determinante para cautivar a los 182 millones de televidentes que siguieron el festival en todo el mundo. El cantante también se ha visto obligado a interrumpir las sesiones de grabación de su segundo álbum. Todo queda en suspenso para él hasta que encuentre por fin un donante. De momento, Sobral se halla monitorizado las 24 horas del día para que su evolución esté controlada con rigor. En vista de que el régimen de visitas debe ser muy estricto para no causarle fatiga, él entregó a su hermana Luisa (también cantante y compositora de «Amar pelos dois») una lista de las personas a las que desea permitir el acceso. No puede olvidarse que los médicos ya le avanzaron en enero que corría el riesgo de morir si no recibía un corazón compatible en el plazo de un año.
Estilo