Un estudio desmiente que practicar 'Brikam yoga' sea mejor para el corazón

El yoga en la playa es una de las últimas tendencias de esta disciplina. (GTRES)

El Brikam yoga, la modalidad de practicar yoga en una sauna, no es más beneficioso para mejorar la salud del corazón o disminuir el riesgo de aterosclerosis que practicar yoga en condiciones normales, según demuestra un estudio de la Universidad de Texas y que publica el medio Independent.

Un equipo de investigación en Texas ha demostrado que, al contrario de lo que se creía, practicar yoga en un entorno con temperaturas superiores a los 40ºC (el llamado Brikam yoga) no tiene más beneficios que hacer el ejercicio en condiciones normales.

Una conclusión a la que llegaron tras un estudio realizado en 80 adultos sanos de mediana edad que practicaron yoga tres veces a la semana durante 12 semanas en clases de 90 minutos de duración.

El jefe del estudio y profesor axiliar en la Universidad de Texas, el Dr. Stavy D. Hunter, asegura que buscaban “demostrar si los efectos del calor estaban haciendo algo realmente“.

Los participantes en el estudio, con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años, se dividieron en tres grupos: quienes practicaban Brikam yoga, aquellos que hacían los ejercicios en una habitación a temperatura ambiente (23ºC) y los que no realizaban ejercicio.

Los resultados se obtuvieron midiendo el torrente sanguíneo de los participantes en la arteria del brazo tras cada sesión de yoga. Finalmente se concluyó que todos los que practicaban dicho ejercicio tenían el mismo nivel de sangre.

El estudio acaba anunciando que, a la hora de practicar yoga, la clave para mejorar la función endotelial, puede estar en “las distintas 26 posturas y dos tipos de ejercicios respiratorios”.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

Salud